Salto al vacío, vuelve el poeta sevillano Antonio J. Ramírez

A veces, 
escribo 
como si saltase al vacío. 

Sin pensarlo, lanzo mi cuerpo 
al inmenso abismo 
del desconcierto, 
del descubrimiento, 
del silencio más puro. 

Y el final… 

El final llega sin avisar, 
repentino, 
inesperado, 
tan letal 
que suele dejarme 
con la sensación 
de un poema 
a medias.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Muy bello poema, y muy cierto!

Deja un comentario